Ya sabemos que las enfermedades o problemas que los hombres podemos sufrir en nuestro pene son varias y de muchos tipos, algunas de las cuales no son nada graves, aunque si habitualmente dolorosos, y otras más preocupantes. Por poner algún ejemplo podemos tener la mala suerte de sufrir una fimosis, una parafimosis o un cáncer en el pene. Hoy a través de este artículo vamos a tratar de conocer una bastante habitual como es la Balanitis o lo que es lo mismo la picazón y enrojecimiento del pene.

En la mayoría de ocasiones este problema que puede llegar a ser bastante incómodo se soluciona aplicando una crema, pero si todo se complica puede terminar siendo necesaria una cirugía, así que ten mucho cuidado si crees que la puedes estar padeciendo o ya te la han diagnosticado.

¿Qué es la balanitis?

La balanitis se presenta en la parte final del pene o lo que es lo mismo en el glande y se muestra como una inflamación del mismo. En el caso de que esta inflamación se presente también en el prepucio entonces estaremos hablando de una balanopostitis.

En la mayoría de los casos estamos ante una afección que produce bastante dolor y es que además de un enrojecimiento del glande y del prepucio, lo cual provoca picores y escozores, podemos también sufrir ampollas, erosiones o manchas que hacen que el dolor pueda aumentar en gran medida. Sin embargo existen, digamos varios tipos de balanitis que la pueden hacer más o menos dolorosa.

Aunque tal vez nunca hayas oído hablar de esta enfermedad es bastante frecuente y es que se da en 10 de cada 100 personas que sufren una afección en el órgano sexual masculino. Además también puede afectar a niños de corta edad, aunque no es tan común en ellos como en los adultos.

Causas de la balanitis

La balanitis puede estar producida por muchas causas, aunque la mayoría de ellas tiene que ver con la falta de higiene en pacientes a los que no se les ha practicado la circuncisión. Otra de las causas más comunes es el uso de jabones o por ejemplo preservativos en los que se usan materiales o sustancias químicas que irritan el glande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *