La falta de actividad física debido a un puesto de trabajo sedentario, así como una actividad intensiva que afecte solamente a una parte del cuerpo (por ejemplo, en una cadena de montaje) debe ser corregida para evitar lesiones y problemas de salud a largo plazo. La plataforma Bihealth permite monitorizar los parámetros de los trabajadores para mejorar su salud.

Guillem Alsina

Hay trabajos, como los de oficina, que son totalmente sedentarios. Ello acarrea problemas de tipo cardiovascular, que pueden ser corregidos con el ejercicio físico necesario. Igualmente, en los trabajos en los que se realiza ejercicio físico mecánico, las personas están expuestas a lesiones debido a la repetitividad de los movimientos y a no cuidar la forma en la que estos son realizados.

 

Hasta ahora, corregir estos problemas era cosa exclusiva de los afectados, es decir, de los trabajadores. Pero ¿quién tiene tiempo, en una sociedad tan ajetreada como la nuestra, para planificarse un entrenamiento y ejecutarlo, o ir al gimnasio?

 

Si los tiempos están cambiando, la responsabilidad de las empresas y organizaciones también debe hacerlo, y velar por la salud de sus trabajadores que es algo que, al fin y al cabo, se ve deteriorada por culpa de la actividad desplegada, debe ser una prioridad para la organización.

 

Biwel, empresa dedicada a la promoción de hábitos saludables entre las empresas, aprovechará el Mobile World Congress de este año (evento en el cual han participado siempre desde su fundación) para presentar al mundo su plataforma Bihealth, un servicio en la nube que permite velar por los hábitos saludables de los trabajadores con divertidos retos que conforman un proceso de gamificación.

 

Porque ¿quién ha dicho que la práctica de la salud tenga que ser aburrida? y ¡cuidado! que cuando hablamos de salud, no nos referimos necesariamente a deporte, a tener que ir a un gimnasio o formar un equipo para jugar al fútbol.

 

Las prácticas saludables en el lugar de trabajo dependen de la actividad desplegada por cada trabajador (ni siquiera tienen que ser las mismas prácticas para todo el personal de la empresa).

 

La plataforma integral Bihealth proporciona herramientas sencillas que, mediante la propuesta de actividades motivadoras y retadoras, permite llevar a cabo un seguimiento de la evolución de los hábitos saludables de cada trabajador.

 

Para ello, también se utilizan dispositivos inteligentes, como pulseras de fitness o smartwatches, que recopilan los datos que posteriormente serán enviados a la plataforma. Con todo esto, es posible realizar una serie de recomendaciones personalizadas a cada uno de los trabajadores.

 

Con los ejercicios y rutinas llevados a cabo, y en coordinación con los servicios médicos, puede reducir los factores de riesgo. Mediante las capacidades de análisis de Bihealth, los distintos departamentos de las empresas pueden gestionar sus propios programas de hábitos saludables, siguiendo, de forma continuada, su impacto en los trabajadores.

 

Ello redunda tanto en la reducción de los costes sanitarios, como en la mejora del compromiso del trabajador con la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *