Imagínate una bestia insaciable dando dentelladas a todo cuanto se pone a su alcance (perritos, pepitos, chocolatinas…). Pues ése eres tú a media mañana. Los tíos de entre 20 y 39 años consumen el 32% de las calorías diarias entre el desayuno y la comida, lo que supone el récord máximo de picoteo respecto a las demás edades.

¿A qué suelen atacar? Bebidas edulcoradas, patatas fritas, galletitas saladas, caramelos, napolitanas… Picar algo no tiene por qué derivar en un atracón. Aprovecha el picoteo entre horas para hacerte con los nutrientes que no obtendrías de otra manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *