Handsome Muscular Male Model With Perfect Body Posing at the Gym

La vigorexia o dismorfia muscular, es un trastorno de la alimentación que afecta principalmente a hombres que buscan con el deporte y la comida un «cuerpo perfecto».

Afecta aproximadamente al 10 % de hombres y mujeres que acuden de forma habitual al gimnasio y cuya finalidad es realizar ejercicio compulsivamente hasta conseguir una «hipertrofia muscular» (desarrollo exagerado de la musculatura) combinando pesas y alimentación, haciendo de este objetivo una obsesión que altera su conducta.

Son más susceptibles de padecer este trastorno personas con baja autoestima que no están a gusto con su cuerpo o en su entorno e intentan mejorarlo a través de su imagen. Cada vez necesitan más tiempo en el gimnasio, cuidando su alimentación exhaustivamente (no comen grasas, pesan los alimentos…), se administran esteroides para mejorar el rendimiento muscular, con los efectos negativos que estos producen sobre el hígado, el corazón e incluso las relaciones sexuales. Su comportamiento cada vez es más agresivo e irritable, lo que repercute en sus relaciones sociales, familiares, estudios e incluso trabajo.

Como todos los trastornos alimenticios lo más difícil es detectar la existencia del problema y buscar soluciones. En este caso el tratamiento es multidisciplinar y necesario para superar la enfermedad, la comunicación con estos pacientes es fundamental.

La familia y el dialogo con los hijos juega un papel fundamental en la prevención de los trastornos alimenticios, crear un entorno agradable (enviándoles mensajes de confianza y cariño), estableciendo horarios para las comidas y compartiendo con ellos, al menos una al día, facilita la comunicación y con ella la autoestima de nuestros hijos.

En caso de que detectemos en nuestro entorno algún tipo de trastorno alimenticio:

Intentaremos conseguir de forma no agresiva o violenta, evitando críticas que aumentarán su sentimientos de culpa, que el enfermo acepte que tiene un problema, que debe acudir al especialista .(en este caso el tratamiento es multidisciplinar) y tener en cuenta que cuanto más se prolonga el trastorno, más difícil resulta el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *